Sebastian Vettel, como loco por ir a Ferrari


¿Os imagináis a Sebastian Vettel de rojo? A él, desde luego le encantaría y el alemán no lo oculta en absoluto. Al menos, así lo ha declarado en una entrevista realizada por el actual campeón del mundo en su país en la que dijo abiertamente que “es evidente que mi deseo, mi objetivo es un día pilotar para Ferrari. Puedo decirlo. O para Mercedes, otra marca mítica”, si bien mucho nos tememos que la referencia a la marca de la estrella parece más bien un brindis al sol, por eso del “orgullo patrio”.

De momento tiene contrato en vigor hasta 2012 y Ferrari tiene sus dos volantes ocupados para la próxima temporada, de modo que su fichaje por La Scuderia no pasaría de ser ciencia-ficción, pues como dice el propio Vettel en dicha entrevista: “De momento estoy muy contento en Red Bull. Todavía me quedan dos años de contrato y tenemos muchos proyectos”.

No obstante, como os comentamos hace unos días, su nueva condición de campeón del mundo le ha permitido incluir una cláusula en su contrato por la cual, en caso de que Red Bull no pudiese garantizar al piloto alemán un monoplaza competitivo, estaría autorizado a romper su contrato con la marca de bebidas energéticas.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.