Lamborghini presenta su nuevo propulsor V12 con transmisión ISR


La nueva creación de Lamborghini viene dada en esta ocasión no por un superdeportivo “marca de la casa” sino que en esta ocasión se han centrado en algo más importante.

Se trata de su nuevo motor de 12 cilindros, con una cilindrada de 6,5 litros, 700 CV y 690 Nm de par motor, que proviene de un proyecto completamente nuevo, diseñado en Sant’Agata Bolognese con soluciones tecnológicas de vanguardia en términos de rendimiento, facilidad de ascenso a alta velocidad, bajo peso y los valores moderados de las emisiones de CO2.

El nuevo motor V12

El motor V12 es una referencia de la marca Lamborghini y está llamado a ocupar el trono que ya ocuparon en el pasado viejas glorias de la marca, desde el legendario Lamborghini GT 350 de 1964, pasando por otros mitos de la cas del toro como el Miura, Espada, Countach, Diablo y el recientemente desaparecido Murciélago.

Con un peso de 235 kg, equivale a cerca de 1 kg a 3 CV de potencia máxima, este nuevo V12 ofrece una potencia de 700 CV a 8.250 rpm., que representan una clara referencia absoluta, incluso en el mundo de los superdeportivos.  Por su parte, el par alcanza su máximo de 690 Nm a 5.500 vueltas, que promete sensaciones inolvidables.

El ensamblaje  de los motores se llevará a cabo de manera artesanal e íntegramente en la factoría de la marca por especialistas altamente cualificados y cada motor será sometido a un extenso programa de pruebas funcionales y de puesta a punto definitiva. La producción comenzará a principios de 2011.

Nueva caja de cambios ISR

Para completar el desarrollo del nuevo motor, se construyó una caja de cambios completamente nueva denominada Lamborghini ISR, una caja de cambios automática que combina la comodidad en el uso diario con la deportividad que los clientes esperan de un superdeportivo a altas revoluciones.

El objetivo se ha logrado con esta nueva caja de cambios,  de relaciones muy cortas y rápidas, casi el 50% menos que una transmisión de doble embrague, que además destaca por su bajo peso y por su tamaño compacto, similar al de una caja de cambios manual.

Su funcionamiento es bastante complejo pero muy eficaz. Para conseguir acoplamientos de engranajes muy rápido se ha adoptado una particular construcción del intercambio, llamado ISR (Independent Shifting Rod o Cambio Independiente de Varillas).

En lugar de ser ejecutado de forma consecutiva, como en el caso de una transmisión convencional, el ISR realiza las operaciones de cambio casi al mismo tiempo. Así, mientras una de las barras de control desconecta la marcha activa, la otra varilla ya ha activado el engranaje de la marcha sucesiva. Además, el peso total de la variación es de sólo 79 kg, significativamente menos que un cambio DSG.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.