Chevrolet Camaro Cabrio: El clásico se reinventa en el Salón de Los Angeles 2010


Que el Chevrolet Camaro es un coche con historia, especialmente en EE.UU., es un hecho conocido. Considerado el principal rival del mítico Ford Mustang, lleva produciéndose con mucho éxito desde el año 1968 y que, con esta última, alcanza ya su quinta generación.

Aunque es cierto que, dados sus tradicionales altos consumos, nunca gozó de gran predicamento en el Viejo Continente, en EE.UU. es toda una referencia, hasta el punto de que se hizo famoso en las carreras de Trans-Am y la National Hot Rod Association.

Además, en la película Transformers, fue uno de los protagonistas principales, encarnando al Autobot Bumblebee. Por eso siempre es noticia que el veterano coupé norteamericano vuelva a la carga con una nueva generación, en este caso en su variante descapotable.

Así pues, el Chevrolet Camaro abre un nuevo capítulo en su ya larga existencia, con la presentación de su versión convertible en el Salón Internacional del Automóvil de Los Angeles, que abrirá sus puertas el próximo día 19 de noviembre.

 

Con una estructura de carrocería reforzada y adaptada, el nuevo cabrio de Chevrolet está diseñado para disfrutar a tope y a cielo abierto de la deportividad que el tradicional coupé americano ofrece desde siempre y que ha sido su principal seña de identidad estos años.

Esta versión cabrio se ofrece en configuraciones similares a las de su hermano de carrocería cubierta.  Los acabados LS y LT montan un motor V6 de 312 CV. Por su parte, el exclusivo modelo Super Sport (SS) cuenta con el brutal propulsor 6.2 V8, que llega hasta los 426 CV.

En ambos casos, viene equipado con una caja de cambios manual de seis velocidades aunque cuenta como opción con una transmisión automática, también de seis marchas.

 

Su producción dará comienzo en enero y está prevista su comercialización a partir del mes de febrero, con un precio inicial de 30.000 dólares (aproximadamente unos 22.100 euros).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.