Los coches-patrulla más impactantes del mundo


Si algo caracteriza a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, aparte de su valor y profesionalidad, es el uso desde siempre de unos coches-patrulla que podríamos englobar en una gama de producto no muy destacada, aunque con excepciones honrosas (como los Alfa Romeo 159 de la Guardia Civil recientemente adquiridos, por ejemplo).

Así, desde aquellos inolvidables Seat 1500 de los “grises”, los Talbot Horizon de los “maderos”, hasta los actuales Citroën Xsara Picasso de la Policía Nacional, pasando por los Seat 124 u Opel Astra de la Guardia Civil, nuestros cuerpos de Policía no tuvieron nunca vehículos que pudieran ofrecer, al menos a priori, la garantía de poder presentar una batalla importante a los “malos”,e especialmente a la hora de correr detrás de ellos.

Por eso, cuando vemos los vehículos que gastan las Policías de otros países, no podemos sino sentir una más que sana envidia al ver que sus autoridades no parecen escatimar en medios para perseguir a los cacos.

La Policía británica se lleva la palma en cuanto a la variedad y espectacularida de sus coches-patrulla. En sus garajes es posible encontrar desde un Lotus Elise hasta varios Mitsubishi Lancer Evo X, pasando por Jaguar XF,  Lexus IS-F y hasta un Ferrari 612 Scaglietti, hay que reconocer que Scotland Yard no repara en medios para perseguir a los amigos de lo ajeno por sus autopistas.

Sin embargo, de todos los que he podido ver el que más me ha impresionado es un superdeportivo que usó la Policía británica de manera experimental. Se trata de un ejemplar único del Caparo T1, fabricado por los mismos ingenieros que desarrollaron el mítico McLaren F1.

Un coche que pesaba apenas 450 kgs. y tenía un poderoso motor V8 de 575 CV de potencia y era capaz de alcanzar 320 kms/h y pasar de o a 100 en tan sólo ¡2,5 segundos! Es decir, un verdadero azote para los ladrones y los macarras que pueblan las carreteras inglesas

Por otras partes del mundo también trabajan unos coches-patrulla que quitan el sentido. Así pues, hemos podido encontrar desde un Lamborghini Gallardo LP 560-4 de la Policía italiana hasta sendos Hummer H3 de las Policías australiana y norteamericana, aunque tampoco podemos olvidarnos de los numerosos Porsche 911 y BMW M5 de la Policía alemana que pueblan sus autopistas, para desgracia de maleantes y demás gentes de mal vivir…

Esta tendencia a usar coches cada vez más potentes y menos convencionales para combatir el delito ha llevado incluso a la creación de fabricantes especializados en coches-patrulla. Así, hemos encontrado uno en Estados Unidos, Carbon Motors, que, de hecho, equipa a la Policía de Indiana con un los Carbon E7, unas potentes berlinas de 250 CV y con un par motor nada desdeñable de 400 Nm, que pasa de 0 a 100 en poco más de 6 segundos…

En las motos ocurre algo parecido, ved si no este ejemplar de Honda CBR 1000 RR de la Policía serbia que más bien parece aquel mítico “Halcón Callejero” de los 80 que una moto convencional.

De todas formas, si en España lo tenemos cada vez más crudo para correr con los coches que tiene nuestra Policía, no quiero ni imaginarme qué sería de nosotros y nuestros bolsillos con cualquiera de estos supercoches con los colores de la Benemérita, por ejemplo…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 Respuestas a “Los coches-patrulla más impactantes del mundo

  1. Pues a mis oidos ha llegado que a cierto narco le incautaron un Gallardo que pasó a la Guardia Civil, y que está acabó subastandolo por que el pobre coche se moría de inanición en el garaje. El tal Gallardo es ahora el reclamo de un desguace valenciano…

    Tambien hay que recordar que la Guardia civil no solo tiene los coches mataos estos que lleva por la carretera. Tambien tiene patrullando interceptores que son unos cochazos de mucho cuidado. Por ejemplo en su época tuvo varios Citroen BX GTi y BX 16V que eran unos coches bastante ligeritos (en torno a los 1000 kilos) que llevaban motorcitos de 140 caballos en el primer caso y casi 170 caballitos sin catalizar en el segundo…

    • Tal y como están ahora mismo las arcas de la Guardia Civil, con coches que se caen a trozos porque no hay dinero para repararlos, no me extraña lo que dices del Gallardo aquel.

      Ahora bien, si casi no se pueden pagar los combustibles de muchos de los coches que patrullan hoy día por nuestras carreteras, tal y como denuncian las Asociaciones de la Guardia Civil, no me imagino cómo se podrían pagar las toneladas de gasolina extra 98 que deben consumir bicharracos tales como ese Scaglietti o ese Gallardo, por citarte tan sólo dos 😀