Fórmula 1: Importantes novedades para la temporada 2011


Con motivo de la última reunión del Consejo Mundial de la Federación Internacional del Automóvil celebrada el miércoles 23 de junio, la FIA ha acordado una serie de medidas de cara a la próxima temporada en la Fórmula 1.

La primera y más relevante ha sido la elección de la empresa italiana Pirelli para que sea el nuevo suministrador único de neumáticos en el Mundial de Fórmula 1 a partir del año 2011 y por un período de tres años, sustituyendo al japonés Bridgestone que ya había anunciado su intención de abandonar el suministro de gomas al terminar la presente temporada.

Asimismo y de cara incluso a esta misma temporada, la FIA ha decidido zanjar dos cuestiones que han dado que hablar esta temporada. En primer lugar, ha prohibido expresamente el adelantamiento si el coche de seguridad está en pista en la última vuelta, con el fin de evitar polémicas como el adelantamiento de Schumacher a Alonso en la recta final del GP de Mónaco.

Nueva normativa para evitar adelantamientos con el SC en pista

Además, y con el fin de evitar imágenes como la de Lewis Hamilton empujando su coche en dirección a boxes tras quedarse sin gasolina al finalizar su participación en los entrenamientos de calificación del GP de Canadá, la FIA ha acordado que los coches tendrán que conservar un mínimo de combustible para dar una muestra de la carrera y poder llegar de nuevo a boxes por sus propios medios.

Otras de las medidas más importantes adoptadas de cara a la temporada próxima están en la prohibición expresa del famoso “Conducto-F”, adoptado por Red Bull o McLaren y, en general, de todo dispositivo o procedimiento  por medio del conductor le permita alterar las características aerodinámicas del coche.

Por su parte ninguna parte del chasis podrá moverse durante las dos primeras vueltas de una carrera. A partir de ese momento, el piloto podrá mover el alerón trasero electrónicamente desde dentro del cockpit. No obstante, esto sólo se podrá activar cuando un piloto se encuentre a menos de un segundo del que le precede y se desactivará una vez que el conductor frene.

Por último, se incorpora una norma que dará sin duda que hablar y que se conoce con el nombre de “Regla del 107%”, consistente en que se podrá impedir la participación en carrera de aquellos monoplazas cuyo mejor tiempo en la sesión de clasificación exceda en un 107% del mejor registro logrado en la primera ronda (Q1), con lo que los más lentos no podrán competir.

El polémico Conducto-F, prohibido a partir de 2011

Anuncios

Los comentarios están cerrados.